P

      Para mí, ser fotógrafo de bodas es algo más que un trabajo. Tener la oportunidad de contar historias de amor y ser testigo de uno de los días más importantes no solo de una pareja, sino de una familia, es lo mejor de mi profesión.

      Bodas como la de Dena y Miguel no hacen más que confirmar que tengo la suerte de dedicarme al mejor trabajo del mundo, ya que además de trabajar en lo que más me apasiona, tengo la gran oportunidad de conocer a personas únicas.

      Dena y Miguel son una de esas parejas que desde la primera reunión que tuve con ellos, supe que tenía que ser el fotógrafo de su boda. Lo principal para ellos siempre fue disfrutar de su gran día junto a su familia y amigos, no dejar de reír, emocionarse y demostrar su amor en cada momento, siendo conscientes que el día de su boda tenían que exprimirlos al maximo. Y eso, para mí, es la clave para disfrutar de una boda perfecta.

      Los preparativos comenzaron temprano. Dena eligió una de las maravillosas habitaciones del Hotel Eurostar Palace para poder preparase con tranquilidad, donde pudo peinarse, maquillarse y vestirse junto a su tía Mirta y el gran grupo de profesionales que le atendió. 

      Miguel sin embargo, optó por vestirse en casa de sus padres. Es una opción muy apropiada si quieres vivir esos momentos tan íntimos junto a tus seres más queridos bajo el calor de lo que fue tu hogar.

      La ceremonia, programada para las 13:00h en Disco 3 Eventos, empezó a recibir a los primeros invitados sobre las 12:30h. Alrededor de unos 100 amigos y familiares se reunieron para ser testigos del “sí quiero” de Dena y Miguel. Una preciosa decoración al aire libre y unos invitados dispuestos a darlo todo, acompañaron a la perfección la divertida y emotiva ceremonia.

      El banquete se celebró en una carpa habilitada para este tipo de ocasiones en el mismo lugar de la ceremonia, Disco 3 Eventos. El catering Doña Carmen fue el encargado de hacer disfrutar a todos los presentes con su gran servicio.

      El baile nupcial y la fiesta fueron el reflejo de lo que Miguel y Dena estaban buscando para su boda. Desparpajo, alegría, risas y mucho baile marcaron el devenir de una tarde/noche loca y muy divertida.

       

      Lugar de celebración: Disco 3 Eventos

      Catering: Doña Carmen

      Vestido de novia: Pronovias

      Traje de novio: Mirto

       

      VER MÁS

      HISTORIAS

      COMENTARIOS
      ESCRIBE AQUI TU COMENTARIO

      CERRAR